¡Hola Mundo! Desde mi nuevo gestor del blog

Después de unos días con el blog patas arriba ya empiezan a tomar forma todas las reformas. Vamos por partes:

Este blog ya no funciona bajo Wordpress

Han sido muchos años (no recuerdo cuándo migré desde Blogger, me abruma cómo pasa el tiempo :) usando Wordpress y estoy muy satisfecho con todos estos años, pero necesitaba un cambio. Wordpress ha ido evolucionando poco a poco convirtiéndose en un auténtico monstruo pesado y complejo y, sobre todo, lento. En el momento en que la base de datos alberga unos cuantos cientos de posts ya hay que tener cuidado si nuestro hosting es compartido y no tiene muchos recursos. Ya empiezan a aparecer plugins optimizando y cacheando contenido para agilizar las cosas, y así, poco a poco, el mantenimiento del sitio empieza a hacerse insoportable.

Cada vez que me viene la inspiración y voy a escribir un post el administrador me empieza a decir "actualiza esto", "modera lo otro"... y como soy incapaz de dejar esas cosas para otro rato, cuando ya está todo terminado, o se me ha ido la inspiración, o las ganas, o tengo que ponerme a hacer otra cosa.

Ahora voy a la moda blogger-geek

Son muchos los bloggers que se están encontrando en esta situación, y algunos de estos bloggers que además tienen conocimientos de programación han ido desarrollando alternativas a estos sitios dinámicos, pesados y complicados de gestionar: simplemente generadores de sitios que preparan un directorio con todos los archivos html estáticos que carga mucho más rápido y además, como no hay código dinámico de por medio, es mucho mas seguro. El software mas famoso para hacer esto es Jekyll, adoptado por Github para gestionar sus páginas. Pero yo me he decantado por Sculpin.

¿Por qué Sculpin y no Jeckyll?

Jekyll está escrito en Ruby y Sculpin en PHP. Este tipo de software está preparado para ser gestionado desde la terminal, accediendo a tu servidor con SSH o cosas similares. Esto estaría genial, pero desde hace unas semanas mi blog está alojado en el servidor de Iván, que es compartido y no tiene acceso SSH, y es por esto por lo que escogí Sculpin.

Mi amigo Eduardo, que además es un gurú del código, genio multidisciplinar y amante de grandes bandas como Dream Theater o Rush, me comentó que al estar escrito en PHP quizás sería posible hacer un servicio que ejecutara el binario de Sculpin desde el navegador. Dicho y hecho, 15 minutos después Eduardo me mandó una primera versión de este particular hack con el que pude ponerme a escribir lo que ahora es una sencilla aplicación web desde la que poder gestionar posts, páginas y generar el sitio.

¿Cómo funciona esto?

Básicamente es un gestor de contenidos normal y corriente que utiliza archivos estáticos markdown para escribir posts y páginas, que se editan con el editor Markdown Area del framework UIKit. La magia viene al generar el sitio dentro del directorio público del blog usando este pequeño script que llama al binario de Sculpin.

Respecto a los comentarios los tengo guardados e importados en una cuenta Disqus, pero sinceramente me parece que esto se va a quedar así como está, me gusta la idea de usar Twitter para comunicarme con aquellos que pasen por aquí :-)

El código todavía tiene que pulirse pero cuando tengamos un poquito de tiempo Eduardo y yo lo publicaremos con una pequeña documentación por si a alguien mas le sirve.

Tags: Sculpin, PHP, Base de Datos, Programación, Estático

Cómo importar nuestros marcadores en Evernote

Y aquí vamos con la tercera y última entrega de posts sobre marcadores en Evernote. Ya sabemos cómo exportar nuestros marcadores y también sabemos por qué estaría bien tenerlos en evernote. Ahora queda saber cómo los importamos en nuestra cuenta. Ya sabemos que hay dos pasos: importar los marcadores a una libreta de Evernote, y después descargar el contenido de cada uno de los marcadores para poder tener el contenido en las notas y poder leerlas sin conexión.

Cómo importar las notas en una libreta nueva de Evernote

Con este proceso se creará automágicamente una libreta nueva con una nota por cada marcador en su interior.

Exportando marcadores en Firefox

Para ello descargaremos el script bookmarks2evernote (ya sea descargando el zip, o clonando el respositorio) que escribió Thomas Shrädler y teclearemos en nuestra consola:

    perl genex_bookmarks.pl bookmarks.html

Siendo bookmarks.html el archivo generado por Firefox (o Readability) con nuestros marcadores. En ese mismo directorio aparecerá un archivo .enex en el que al hacer doble click nos creará en Evernote una libreta con todos nuestros marcadores.

Cómo descargar el contenido de nuestros marcadores a sus notas para poder consultarlos offline

Aquí llega la magia de Evernote, una de las razones con más peso por las cuales decidí empezar toda esta odisea.

Para esto utilizaremos el magnífico applescript que encontré en Nik’s crappy blog. Aquí va una mala noticia para todos aquellos que no tengan un Mac: ésto solo funciona con el Editor de Applescripts de OS X. De todas formas es fácilmente portable, así que seguramente se puedan encontrar alternativas similares en bash normal y corriente o si algún amigo tiene un mac, le podemos pedir 10 minutos de uso para hacer esto.

Sencillamente descargamos el script, lo ejecutamos con doble click y aparecerá el Editor de AppleScripts. Seleccionamos todas las notas de la libreta de Evernote y pulsamos el play. Al cabo de un rato (mayor o menor en función de las notas que tengamos) estará todo el contenido disponible.

Éste script tiene una propiedad property useIP : false que si ponemos a true utiliza el preprocesamiento HTML de Instapaper para que las notas queden mas sencillas y minimalistas. Yo lo hice y estoy muy contento.

Tags: Evernote, Firefox, importar, marcadores, Readability

Guardando los marcadores en Evernote

Si hay algo que han tenido en común todos los navegadores que he usado en los últimos años, es la ingente cantidad de marcadores que guardaba en ellos: una lista que ha ido creciendo desde mis primeros pasos con Firefox 1.7 hasta las últimas versiones de Safari, pasando por Opera, Chrome y Maxthon. Al principio solo eran accesos directos a páginas que visitaba cotidianamente (foros, webmail, redes sociales…) pero poco a poco fueron llegando artículos, tutoriales, vídeos, canciones, artículos de tiendas online, papers… cosas que consultaba de cuando en cuando y que no se podían perder.

Los problemas de guardar los marcadores en el navegador

Guardar tus marcadores en el navegador tiene tres inconvenientes que, mas o menos, pueden ser salvados de aquellas maneras. A saber:

  • Si la lista de marcadores es muy larga, su gestión se vuelve tediosa: Esto depende también del navegador que utilices, por ejemplo en Firefox 25 la gestión de marcadores es bastante buena y tiene buscador, pero aún así es un incordio. Hay servicios como Delicious o Pinboard que nos permiten almacenar enlaces en su web, pero sigue siendo mas o menos lo mismo, solo que en una pestaña del navegador.

  • Si la página destino deja de funcionar, ya no podremos ver el contenido. Estas cosas pasan mas a menudo de lo que parece y es muy molesto. Lo que solía hacer yo con artículos importantes que no quería que se perdieran era pasarlo a PDF y guardarlo en Dropbox, pero si quieres hacerlo con todos se convierte en algo muy tedioso tanto de hacer como de mantener.

  • Si usas un navegador distinto en cada ordenador, sincronizarlos puede ser complicado. Firefox, Safari y Chrome tienen sincronización en la nube de datos, incluídos los marcadores. ¿Pero qué pasa si en un ordenador usas Firefox y en el otro Safari? Pues que tienes que recurrir a herramientas externas como Xmarks y tener el servicio siempre funcionando en cada ordenador.

Almacena todo en Evernote

Evernote es una excelente aplicación que durante mucho tiempo tuve mal conceptuada ya que pensaba que símplemente era un gestor de notas en la nube. ¿Para qué quiero yo un gesteor de notas en la nube, si las pocas notas que tomo es con lápiz y papel? Total, que era algo que siempre tenía instalado en mis ordenadores pero nunca usaba realmente. Pero la clave está en que Evernote es una aplicación de nube igual que lo puede ser Dropbox. Tienes tus cosas allá donde estés, y no solo tienen que ser tus notas.

Evernote dispone de una extensión para los navegadores llamada Web Clipper, un botón que añadirá, en la libreta que nosotros le indiquemos, el contenido de la página que estemos visitando. Esto es mucho mejor que un simple marcador, porque el contenido lo podemos consultar incluso si no tenemos conexión a Internet, por ejemplo en un vuelo.

La forma en la que ahora gestiono mi colección de marcadores es precisamente esta. Tengo una “Pila” dentro de la cual tengo una libreta por tipo de marcador que quiero almacenar. Tengo bastantes, por ejemplo “Desarrollo”, “Música”, “Audio”, “Wish List”… y ahí voy almacenando mis marcadores. Igual que las carpetas que tenía en Firefox, pero centralizado, mas rápido y duradero. Aprovechando la coyuntura, también migré todos mis documentos de Dropbox a Evernote, no solo mi carpeta de “artículos interesantes”, sino también letras de canciones, currículums, copias del DNI, fotos de carnet, fichas de cursos, formularios… ¿Por qué? Pues porque siguen estando en la nube, pero ahora puedo buscar dentro de ellos usando la poderosa herramienta de OCR que incorpora Evernote en su buscador, que busca dentro de los PDF. Además, con una cuenta premium también busca dentro de PDF escaneados, archivos de Office y de iWork.

Todo esto suena muy bonito, pero ¿qué hago con los cientos y cientos de marcadores que ya tengo en Firefox? ¿No pretenderás que los añada uno a uno?

¡Claro que no! En el próximo post explicaré cómo importé todos mis marcadores tanto del Firefox como de Readability (usando el archivo html generado como expliqué en el post anterior) en mi cuenta de Evernote: ¡una nota por enlace y con el contenido descargado para poder consultarlo offline!

Tags: Chrome, dropbox, Evernote, exportar, Firefox, importar, marcadores, Maxthon, Nube, Opera, safari, Sincronización